Adicciones, videojuegos y mas

Es un tema actual. En reciente estudio (aceprensa 18 enero 2018), se plantea que la adicción –que no la simple afición– a los videojuegos puede considerarse una enfermedad. Así lo ha decidido la Organización Mundial de la Salud (OMS), que en la próxima edición de su Clasificación Internacional de Enfermedades (el ICD-11), anunciada para mayo de este año, le otorga al problema la categoría de trastorno.

El padecimiento, según la nota del organismo, estará definido como un patrón de comportamiento ante el videojuego, caracterizado por un control inadecuado de este y por la cada vez mayor prioridad que se le da, hasta el punto de que “toma precedencia sobre otros intereses y actividades diarias”. Es, en síntesis, colocarlo por encima de todo lo demás, “a pesar de las consecuencias negativas”. Según la OMS, al darle la categoría de “trastorno”, la adicción puede ser objeto de un tratamiento más específico y de medidas de prevención más oportunas

Aunque se aclara que no tiene un trastorno por adicción todo el que tome en sus manos un mando para pasar una tarde con los amigos, poniendo a correr en la pantalla a un Messi y a un Cristiano Ronaldo virtuales. Para que pueda diagnosticarse, el patrón de comportamiento de la persona tiene que revelar una clara alteración de sus hábitos de vida, tanto en lo que la concierne a sí misma como en su relación con la familia, con los compañeros de trabajo y con las amistades.

El tema conduce a algo más amplio, que ya se ha planteado en artículos de opinión, donde se concretaba el caso del mundo virtual. Narraba el caso frecuente de estar con los amigos un viernes por la noche en un bar, y un celular comienza a vibrar: un mensaje que alguien acaba de recibir por WhatsApp. El interesado lo lee e interactúa, mientras los demás mantienen una conversación amena y él ya está ausente de lo que hablan. Es común hoy en día. Igual sucede cuando aparece una alerta de Facebook en su tablet mientras recibe clases o está en una reunión de trabajo: frecuentemente la atiende, aunque la mayoría de las veces son asuntos que no ameritaban interrumpir.

Porque, aunque las redes sociales pueden ser medio para distracción, trabajo o estudio, pueden debilitar las relaciones sociales. Pueden ser negativas si la persona se enfoca de manera excesiva que afecte su trabajo y estudio. Sin duda son buenas para mantener contacto con las amistades: lo malo es estar siempre pendiente de ellas.

Y un punto frecuente es que muchas adicciones de adolescentes y niños son por padres ausentes o de adultos con dificultades morales, que apuntan a la necesidad de afrontar la dimensión ética y reconocer que están en juego conceptos como familia, amor, intimidad…

Y los casos de tecnoestrés- señalan los estudiosos- va aumentando con personas que pasan horas sin poder dejar de chequear y actualizar las redes sociales, diverso de que el avance tecnológico nos facilita en muchos aspectos de la vida… pero esta relación persona-aparatos puede volverse patológica.

El Dr. Latre de la Universidad de Navarra comentaba que tenemos acceso a multitud de datos, pero con frecuencia nos falta el contexto y la interpretación. Y por ello sugería la “desconexión” y un estilo de vida más show, para aprovechar mejor los contenidos, encontrando verdaderos espacios de amistad… y mucho más.





(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});



(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La entrada Adicciones, videojuegos y mas se publicó primero en El Siglo.


Source: Siglo XXI

La importancia del director escolar

La función del director de escuela, es de suma importancia para la vida escolar, porque al director le corresponde organizar el funcionamiento del centro educativo para lograr los objetivos institucionales y cumplir con las políticas educativas, así también, articular la organización de los docentes, estudiantes y padres de familia, la planificación anual de actividades, la gestión de los recursos humanos, materiales y financieros, el seguimiento, monitoreo y supervisión de las actividades curriculares y extracurriculares, la evaluación de los aprendizajes y las relaciones con la comunidad de base, entre otros.
La figura del director es importante porque por virtud de ley es la máxima autoridad en la escuela y le corresponde la representación oficial, es el responsable directo del funcionamiento del centro educativo (artículo 37º literal f) y artículo 42º literal b) de la Ley de Educación Nacional).
El Decreto número 12-91 (LEN) preceptúa en su artículo 37º literal a) Que es una obligación de los directores “Tener conocimiento y pleno dominio del proceso administrativo, de los aspectos técnico-pedagógicos y de la legislación educativa vigente relacionada con su cargo”. Esto nos compele a exigir a los directores escolares el conocimiento y aplicación de principios, modelos y teorías de las ciencias administrativas, de la epistemología pedagógica, así como del conocimiento, interpretación y aplicación de la legislación educativa vigente.
En nuestro sistema tenemos una debilidad que se ha convertido en amenaza y está relacionada a lo preceptuado en el Decreto Legislativo 1485 “Estatuto provisional de los trabajadores del Estado. Capítulo de la Dignificación y Catalogación del Magisterio Nacional”, en su artículo 12º se regula que para ser directora del nivel preprimario se debe ser maestra de preprimaria y contar con cuatro años de experiencia, por lo tanto estar catalogada en la Clase “B”, de igual manera para el nivel primario, ser maestra (o) de primaria y contar con cuatro años de experiencia, catalogado en la Clase “B”, por eso el nombramiento se identifica como director, profesor, titulado. No existe otro requerimiento.
En la práctica la selección del director o directora se realiza de forma empírica debido a que no está regulado dicho procedimiento, el cual puede hacerse de la siguiente forma: 1) por sorteo; 2) por elección del claustro de docentes; 3) por designación del Supervisor Educativo, Director Departamental, Alcalde, Diputado o Gobernador. En cualquiera de las formas a elegir no se garantiza la idoneidad de la persona que ejercerá el cargo de director, por lo que en la mayoría de direcciones escolares prevalece la discrecionalidad y la mala práctica pedagógica y administrativa.
Si pretendemos mejorar la calidad de la educación debemos de poner en práctica la meritocracia para la selección de los directores escolares, y proponer modificaciones al estatuto docente. Un ejemplo seria plantear lo siguiente: 1) para ser directora de preprimaria y director (a) de primaria se deberá estar catalogado en la clase “D” equivalente a 12 años de experiencia; 2) acreditar como mínimo, pregrado universitario con la especialidad en “Administración Educativa” o “Dirección de Centros Escolares”; 3) si la persona acredita el grado de Licenciatura en Administración Educativa, gozará de una bonificación especial; 4) se emitirá nombramiento específico de director (a); 5) se someterá a oposición.
Será el Ministerio de Educación quien convocará a las Universidades, Sindicatos Magisteriales, Centros de Investigación y el acompañamiento del Consejo Nacional de Educación para el diálogo y consenso sobre la propuesta técnica de mejoramiento de la calidad de los directores escolares, para luego enviarla a la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología del Organismo Legislativo.
Es necesaria la dignificación socioeconómica del magisterio nacional pero así también es necesario el compromiso en reconocer la meritocracia como estrategia para el mejoramiento continuo de la calidad de la educación.





(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});



(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La entrada La importancia del director escolar se publicó primero en El Siglo.


Source: Siglo XXI

Retos en el desarrollo socioeconómico internacional

En este nuevo milenio, se han empezado a discutir con mayor constancia y frecuencia temáticas que con anterioridad eran muy poco escuchadas en foros internacionales. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) no sólo ejerce la función política coercitiva dentro del Consejo de Seguridad, es una composición integral de sus organismos y de su cooperación, es por ello que dentro del Consejo Económico y Social que permite mayor participación de los Estados se expuso y se abordó la problemática de la pobreza, exclusión social y económica y el tráfico de personas del 29 de Enero al 7 de Febrero.

La Secretaría de Integración Centroamericana no hace mucho llevó a cabo un foro sobre los pueblos indígenas (probablemente en el caso Centroamericano el único país que ha conservado su raza de pueblos originarios es Guatemala, que está aproximadamente en un 50% del total de su población total) “La casa de Centroamérica se abre a los pueblos indígenas “La Casa de Centroamérica se abre a los pueblos indígenas, no solo de Centroamérica, sino también de América Latina. Hay una gran conectividad de los pueblos indígenas y esfuerzos como este suman aún más” manifestó Donald Rojas de la Mesa Nacional Indígena de Costa Rica.

Melina Zaiz, abogada dominicana manifestó en una entrevista que su servidor pudo realizarle, que deben haber mayores espacios de participación para mujeres así como también para los pueblos originarios. En este nuevo milenio en el que la globalización se ha convertido en una realidad visible en todo sector social y económico es absolutamente válido poder discutir estas temáticas, así como poder evaluar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que en primer lugar se propone la erradicación de la pobreza, la pobreza puede disminuirse con una cooperación internacional en el que se ponga en el centro a la persona humana, tal como Benedicto XVI manifestaba en su carta encíclica Caritas In Veritate, la persona humana tiene que ser el centro de todo lo que se proyecte dentro de la cooperación internacional sobre todo la cooperación hacia los países más pobres.

Centroamérica enfrenta grandes retos para disminuir y/o erradicar la pobreza, con personas que viven con $1 al día, además, el trabajo infantil que se puede observar en las calles de todos los países en su mayoría deja en evidencia que hay mucho trabajo por hacer. Los diferentes Estados miembros de la ONU han participado en este foro internacional llevado a cabo en Nueva York mismo, tal es el caso de la participación de La Santa Sede (que es Estado Observador de la Organización) a través de su representante el Nuncio Apostólico Bernardito Auza quien manifestó que la erradicación de la pobreza no debe verse como el cumplimiento de un sólo ODS sino que debe verse de carácter integral que está vinculado con conflictos armados y la degradación del medio ambiente.

Por lo tanto, es necesario que el desarrollo socioeconómico siga siendo parte importante de las agendas en la sociedad internacional, pues sólo así se logrará que sectores que han estado excluidos en la mayoría del tiempo pueda participar en la toma de decisiones de país, es muy importante cómo la agenda internacional se ha encaminado a tomar en cuenta a estos sectores, es de seguirlo con gran interés.





(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});



(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La entrada Retos en el desarrollo socioeconómico internacional se publicó primero en El Siglo.


Source: Siglo XXI

Pacto de tramposos

El nuevo pacto colectivo que firmó Jafeth Cabrera, como presidente en funciones, con Joviel Acevedo puede llamarse justamente pacto de tramposos por varias razones. Primero, puedo mencionar las descaradas declaraciones del mismo Acevedo donde reconoce que es un tramposo, al cual define el Diccionario de la Lengua Española (DLE) como un “petardista”, que es sinónimo de estafador.

Según Prensa Libre del 8 de febrero de 2018, el líder sindical mencionado dijo que prefiere ser un tramposo y no corrupto, lo que, por cierto, muestra su ignorancia porque un tramposo ES un corrupto. Más aún, según el diario citado, Acevedo agregó que le agrada ser lo que es ahorita: ser un tramposo por no pagar y no ser un corrupto como algunos medios dijeron. ¡Qué cosa! Como dice el refrán, el pez por su boca muere.

Segundo, ¡qué decir del cuestionado presidente en funciones! A quien desde el período previo a las elecciones se le acusó de haber cometido actos de corrupción en su paso por la Universidad de San Carlos. Otro tramposo, como lo es Acevedo. Y ambos se pusieron de acuerdo, con la venia de Jimmy Morales y quién sabe quién más, para estafar a los tributarios por medio de un inmerecido aumento salarial a los mal llamados maestros a quienes representa Joviel Acevedo.

Por supuesto, sobra decir que también son víctimas de estos tramposos los niños que no sólo no reciben una educación que les permita desarrollarse exitosamente, sino que, en el peor de los casos, son programados para convertirse en unos desalmados y aprovechados al igual que sus docentes. Como bien lo explica Alberto Benegas Lynch (h): “los sistemas educativos controlados políticamente, tarde o temprano inculcan doctrinas vinculadas a la supremacía del estado”. Una vez esa doctrina ha sido aceptada, se constituye en una tarea sobrehumana intentar frenar la influencia decisiva que ejerce el poder político en la vida de los ciudadanos, los cuales terminan convertidos en miserables esclavos con el cerebro lavado.

Para colmo de males, hasta el ministro de Finanzas reconoció que no hay dinero para pagarle al extorsionista de Joviel Acevedo y sus huestes. Sin embargo, dice Joviel que eso no le preocupa, lo que me provoca preguntar ¿por qué Joviel Acevedo asegura que cuenta con el apoyo del Congreso para asignar los fondos del nuevo pacto de tramposos que acordó con el Ejecutivo? ¿Es este pacto parte de la negociación que se hizo para la segunda elección de Junta Directiva del Legislativo?

En fin, como escribí en mi artículo titulado “El árbol de la corrupción”, de poco sirve podar las hojas del tal árbol, si este no se arranca de raíz. De poco sirve cuántos terminan presos, si no se acaba con el origen de la corrupción. Al final, todos terminamos presos de la corrupción, incluidos aquellos que al ignorar la realidad creen que lo malo que en ésta encuentran va a desaparecer. Si queremos acabar con el abuso del poder y todas sus consecuencias, incluida la corrupción, debemos cambiar el sistema de incentivos perversos.





(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});



(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La entrada Pacto de tramposos se publicó primero en El Siglo.


Source: Siglo XXI

¡No me ayudes compadre!

La Universidad de Oxford, en Inglaterra, tomó la decisión de darle 15 minutos extra a las alumnas mujeres para terminar sus exámenes de matemática y computación, debido a que “las mujeres se ven afectadas adversamente, por completar los exámenes bajo presión”. Ahora las alumnas tienen 105 minutos para completar sus exámenes. En pocas palabras, según esta prestigiosa universidad, las mujeres no podemos actuar bajo presión, por ende, para no encontrarnos en una posición de desventaja ante los hombres, decidieron darnos más tiempo. ¡Vaya tontería! Si pretendían ayudar a la causa de la igualdad con esta estupidez, definitivamente consiguieron lo contrario. Ahora, ante los ojos de sus compañeros, las mujeres somos inferiores y débiles, y, por ende, necesitamos un empujón para emparejar las cosas.

¿Qué sucederá cuando estas mujeres, ya graduadas, se enfrenten a la jungla que es sobrevivir en un ambiente laboral, al mundo real? ¿Le irán a pedir a sus jefes más tiempo para entregar su trabajo porque la presión “afecta su desempeño”? El jefe o la jefa, seguramente optará por contratar un varón o una mujer que no venga con esas tonterías. El mundo real no espera, ni le da más tiempo a nadie.
¿Qué le sucederá a estas pobres jóvenes si deciden convertirse en madres? ¿Esperarán que el parto no se les adelante y que él bebe comprenda que no debe nacer aún porque su mamá necesita de más tiempo? ¡Y lo que viene luego de que nacen!

Es preocupante que una Universidad, cuya función es preparar a los futuros profesionales para el mundo real, esté más preocupada en que las mujeres obtengan mejores calificaciones, que en lograr la excelencia. Las calificaciones no garantizan el éxito y mucho menos sustituyen al conocimiento.

Esto es una medida discriminatoria, además de ofensiva para todas las mujeres. En mi vida Universitaria, eran mayoritariamente mujeres las que terminaban los exámenes de primero, yo estudié letras. No digo que no hubiese compañeros que terminaran antes, pero mucho dependía de la personalidad y la personalidad no se cambia con 15 minutos extra. Yo siempre fui de las que entregaba de último, eso se debe a que me distraigo con facilidad y necesito esa presión del tiempo para que se me active la adrenalina y el cerebro. Lo reconozco, trabajo mejor bajo presión.

Esta es una medida de discriminación positiva, que busca la aplicación de medidas que favorecen a las minorías que han sufrido discriminación para equilibrar las condiciones de igualdad entre los diferentes grupos. Detengámonos un momento, estamos hablando de la Universidad de Oxford, en el año 1879 se establecieron en Oxford las primeras escuelas para mujeres de estudios superiores, en 1920 las mujeres se integran a la Universidad. La primera cátedra impartida por una mujer fue en 1948. Por lo que, en Oxford, hace casi un siglo desde que las mujeres estudian en sus aulas al lado de los hombres. No hay discriminación, ¿por qué buscar entonces privilegios? ¿No se merecen los hombres los mismos privilegios? ¿No habrá hombres igualmente susceptibles a la presión del tiempo? Y lo que más me enfurece de todo esto es que nos ponen en posición de inferioridad ante los hombres. Y no, no somos inferiores. Queremos igualdad de oportunidad, libertad de hacer, no privilegios especiales que sólo nos colocan en una posición de inferioridad. A la larga, condiciona a las mujeres a ser más débiles o ser percibidas como débiles.

Lo más triste es que este es uno de los “logros” del feminismo moderno, o hembrismo como prefiero llamarlo, para no confundirlo con el verdadero feminismo, con esas mujeres legendarias que lucharon por poder asistir a la Universidad al lado de los hombres, ¿qué pensarían ellas de esto?





(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});



(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La entrada ¡No me ayudes compadre! se publicó primero en El Siglo.


Source: Siglo XXI