Fuga de información

La captura de 7 personas vinculadas en compras irregulares por mas de 250 millones de quetzales en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) no se pudo concretar por fuga de información que, hasta este momento, no se ha podido determinar en donde ocurrió.

Las instituciones que conforman el sistema de administración de justicia en nuestro país están infiltradas por el crimen organizado y permeadas de corrupción, lo que, al interno de estas instituciones es un negocio sumamente rentable, por lo que el primer gran paso es tener mayores controles y supervisión sobre su personal.

Este nuevo sistema electrónico para la emisión de las órdenes de captura se implementó con el aval de la instancia de modernización del sector justicia; con el objetivo de agilizar, asegurar y proteger datos sensibles que maneja el sistema, información que está encriptada, así que cada institución debería tener estrictos controles para mantener la información blindada.

Con  esta fuga de información queda evidenciada la vulnerabilidad de las instituciones no del sistema informático implementado, por lo que resulta de suma importancia hacer una investigación desde el momento que se emite una orden de captura, esta es subida al sistema y lo que sucede cuando esta es recibida en el sistema de la PNC y el MP para poder determinar qué personas tuvieron acceso a esta información y determinar con precisión en dónde ocurrió la fuga de información, todo esto con el objetivo no solamente de deducir responsabilidades penales sino que mejorar el sistema y que brinde la seguridad que se espera de él, recordemos que en los sistemas, las fallas son humanas y los sistemas son perfectibles.

En el Siglo XXI, la informática juega un papel vital, por lo que resulta imposible que los mecanismos de emisión de ordenes de captura se sigan haciendo de la manera tradicional, es decir, a mano y a través de notificaciones en papel a otras instituciones, estamos viviendo el siglo tecnológico en donde la informática juega un papel determinante en el esclarecimiento de los hechos criminales, de allí la importancia de una investigación exhaustiva a lo interno de las instituciones, Organismo Judicial, Ministerio Público y Policía Nacional Civil, para que este tipo de fallas que básicamente son humanas no se repitan, lo que no se debe ni siquiera pensar, ni plantear es regresar a la emisión de órdenes de captura hechas de forma manual, en donde  jugaba un papel determinante  la corrupción y  la fuga de información.

Cuando se implementa cualquier sistema informático con un alto nivel de seguridad, es vital que este tipo de información sean manejada únicamente por personas autorizadas y que estos sean responsables directamente de la información que ingresan y transmiten a otras instituciones,  y al igual en las instituciones  que reciben la información; esto obliga a que el personal que va a desempeñar esas funciones, debe ser investigado y haber pasado pruebas de confiabilidad requisitos básicos para poder optar a esos cargos y  nunca delegar su función a ningún otra persona dentro de sus respectivas instituciones.

Este hecho no debe de frustrar a la población por no haberse llevado a cabo las capturas correspondientes, hoy, mañana o pasado mañana, estas personas van a ser capturadas y puestas a disposición de los tribunales, lo más importante es determinar cuándo, cómo y en dónde sucedió esta fuga de información y qué medidas se tomarán para que no se vuelva a suceder.

La entrada Fuga de información se publicó primero en El Siglo.


Source: Siglo XXI

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *