Oran para que cese la violencia contra los pilotos

El cura párroco de la iglesia San Cristóbal ofició una  misa, en la que solicitó sea concedida la paz y la protección.
El padre Dimas Arce Estrada, párroco de la iglesia San Cristóbal, en la zona 11 capitalina, elevó ayer sus oraciones para pedir por todos los pilotos en el país. Eso incluyó a choferes de buses urbanos, extraurbanos, mototaxis y taxis, así como a las familias que han perdido sus seres queridos por la violencia que está incontrolable en el país.
La fecha no era menos propicia, pues ayer se celebraba el día de San Cristóbal, patrono de los pilotos, una festividad que para bien del gremio pasó el día sin ataques ni malas noticias.
Más allá del servicio religioso, desde tempranas horas numerosos buses circularon en diferentes vías de la capital, adornados con globos, gusanos de pino y papel crepé, sin contar algunos casos en los que la ornamentación incluyó al santo patrón, San Cristóbal.
Y aunque no hubo tragedias, la celebración estuvo marcada por la tristeza, pues muchos recordaron los trágicos sucesos que han costado la vida a sus compañeros o familiares, pues la del piloto se ha convertido en una profesión de alta peligrosidad.
 

Pese a las múltiples capturas efectuadas en operativos que se han desarrollado en todo el país, los sicarios siguen actuando. Ajustician a sus víctimas por no pagar las cuotas que ellos exigen en calidad de extorsión. Hablamos de fuertes sumas de dinero, cobradas en distintas zonas de la capital, así como en diferentes departamentos y municipios del país.
Aunque las autoridades del Ministerio Público (MP) y de la Policía Nacional Civil (PNC) han desarticulado varias clicas, las extorsiones continúan contra los empresarios. Estos delitos no hacen sino demostrar el descontrol que existe en el Sistema Penitenciario, pues se ha comprobado que las órdenes de extorsión y ejecución de quienes no pagan vienen desde los centros carcelarios. Ello a pesar de la instalación de bloqueadores de señal telefónica, que intentan evitar esas comunicaciones desde el interior de las cárceles.
“Por el día de San Cristóbal  estamos festejando, pero a la vez intensificando nuestras oraciones por la paz para todos los choferes que están trabajando, ya que vivimos en total inseguridad. De ello dan cuenta las familias que están sufriendo por el dolor de la pérdida de sus seres queridos”, dijo en su homilía el padre Dimas Arce.
 

Ya van 100 muertos en el año
La Defensoría del Usuario del Transporte, de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), reveló que en siete meses han asesinado a 100 personas, entre ellos 24 pilotos, 13 pasajeros, ocho ayudantes, tres empresarios, ocho pilotos de microbuses, 18 taxistas, 23 mototaxistas, un custodio y dos asaltabuses.
“En el marco de la celebración del santo patrono de los pilotos del transporte público, al adornar los autobuses como es una tradición en nuestro país, se tiene una sensación que están adornando sus tumbas, porque los ataques no cesan por las extorsiones, a pesar de los esfuerzos de la PNC y el MP, que no han podido frenar a los delincuentes”, aseguró Edgar Guerra, de la Defensoría de la PDH.
The post Oran para que cese la violencia contra los pilotos appeared first on al día.
Source: AlDia

#EntrevistaS21: Ricardo Méndez-Ruiz

“Empresarios y militares son cobardes y timoratos”

Ricardo Méndez-Ruiz

Méndez-Ruiz dirige la Fundación contra el Terrorismo. Sus planteamientos son polémicos y hasta señalados de promover el discurso del odio. Siglo.21 conversó con él sobre este y otros temas.

Usted ha solicitado que se retire la inmunidad al jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). ¿Cuál es su motivación?

Lograr que el señor Iván Velásquez se someta a la ley guatemalteca para que como funcionario público responda por los abusos e ilegalidades que comete.

¿O sea que usted y la fundación que dirige consideran que la CICIG funciona y actúa de manera ilegal en Guatemala?
No precisamente. Lo que creemos es que cometen ilegalidades, sin tener responsabilidad legal como el resto de funcionarios públicos.

¿A qué tipo de ilícitos se refiere?
A que, por ejemplo, la CICIG ejerce la persecución penal y ese no es su papel ni su función.

La persecución penal la ejerce el Ministerio Público (MP). Por supuesto que con apoyo de la CICIG en materia de investigación y formulación de las acusaciones, pero el MP tiene la última palabra. Eso legaliza el actuar de la CICIG.
Tiene toda la razón. Pero una cosa es lo que dice la ley y otra lo que se hace. Y la CICIG ejerce la persecución penal de hecho.

No todo lo legal es justo ni correcto. Pero eso no implica que algo sea ilegal, y en tanto no sea ilegal no atenta contra el Estado de derecho.
Le vuelvo a dar la razón. Pero así es como nosotros pensamos.

Y es respetable su posición. Pero para pedir algo sobre la base de supuestas ilegalidades, porque en la realidad los hechos no riñen con la ley, lo más seguro es que las solicitudes no prosperen.
Por eso es que acudimos al presidente de la República, solicitando una acción constitucional para que se efectúe un adendum al acuerdo entre el Gobierno de Guatemala y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el que se anule la inmunidad diplomática de la que goza el jefe de la CICIG y se cambie por el derecho de antejuicio.

¿Por qué acudir al presidente y no directamente a la Corte de Constitucionalidad (CC), si como usted mismo dice se trata de un asunto constitucional?
Esa fue la ruta y la estrategia que acordaron nuestros abogados. El presidente tiene 30 días para responder, y si resuelve negativamente, pues acudiremos a la CC.

Volviendo al tema de la legalidad, tengo la percepción de que si considera ilegal el actuar de la CICIG, entonces también cree que su papel en el país no ha sido positivo.
Para nada. Soy el primero en levantarme para aplaudir las acciones de la CICIG en la lucha contra la impunidad y la corrupción.

Pero eso es a todas luces contradictorio. ¿Cómo aplaudir acciones de un ente que me parece que actúa ilegalmente?
Es que son ciertas acciones las que comete de manera ilegal.

Hasta el momento no ha mencionado un solo caso de las supuestas ilegalidades.
Le puedo mencionar la captura de 18 oficiales retirados del Ejército. Ahí, la CICIG cometió una ilegalidad a todas luces.

¿Por qué?
Porque la CICIG tiene una misión, que nada tiene que ver con el pasado y menos con el conflicto armado interno. Y a esos oficiales se les acusa de hechos sucedidos durante el conflicto. Por lo tanto, lo actuado es ilegal.

¿Eso no debe decidirlo un juez competente? Porque ninguna captura de las efectuadas se ha hecho sin autorización de un juez
Sí, así es, pero insisto en que la acción es ilegal.

Esa es su opinión y es respetable. Lamentablemente, como le repito, no todo lo legal es justo ni correcto. Lo cierto es que si un juez avala una acción de esa naturaleza, entonces le da validez legal, ¿o no?
Tiene toda la razón. Pero así es como yo pienso.

Pero el Estado de derecho no se construye sobre lo que pensamos individualmente, sino sobre lo que está dentro del marco jurídico, que se ha hecho para su aplicación general y no individual.
Es correcto. El problema que tenemos es sobre el tema que ha cobrado fuerza últimamente, y es el del debido proceso. Yo insisto en que en muchos casos no se está aplicando el debido proceso. El accionar de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) en contra del sector privado es un ejemplo claro de violación del debido proceso. Al sector privado se le está agrediendo y lo peor es que sus miembros no reaccionan.

 

JORGE-MENDEZ-RUIZ51

¿Considera de verdad una agresión el hecho de que la SAT cobre los impuestos no pagados por una entidad?
Sí, porque no solo le cobran sino que al pagar aún se insiste con procesos jurídicos en contra de los empresarios. Esa es una persecución que aleja la inversión, no solo local sino también la extranjera. Y así no se puede hacer crecer la economía, no pueden generarse empleos.

Si cree que eso es una agresión, entonces también cree que las acusaciones hechas en contra de algunas empresas y empresarios son infundadas. Es decir que los acusados son inocentes. La pregunta es, entonces, ¿por qué están pagando? ¿Usted pagaría algo que no debe?
Lo que sucede es que el sector privado organizado en el Cacif y el Ejército tienen miedo.

Miedo, ¿de qué?
Le tienen miedo a la CICIG. Miedo de las acciones coordinadas por un eje que domina la izquierda. Esa cadena arranca en el Departamento de Estado de los Estados Unidos y sigue con la Embajada de ese país en Guatemala, la CICIG, el Ministerio Público y la SAT.

¿El Departamento de Estado y la Embajada de izquierda? Es lo más ilógico que he escuchado.
Claro que sí. En una reunión que tuve con Arnold Chacón, el embajador que precedió a Todd Robinson, él me dijo que no podía hacer nada contra la entonces fiscal general, Claudia Paz, porque ella era su puerta de acceso al Departamento de Estado de la entonces secretaria Hillary Clinton.
Y en el caso del señor Iván Velásquez, el expresidente colombiano Álvaro Uribe me comentó en alguna oportunidad que en su país es considerado un hombre de izquierda, con vinculaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Bueno, pero en todo caso, ser de izquierda o de derecha nada tiene que ver con la eficacia y eficiencia con la que se haga un trabajo. Y usted mismo asegura que aplaude las acciones de la CICIG.
Por supuesto. Lo que reclamo es que actúen de manera ilegal y agrediendo a empresarios y militares.

Ya que volvimos al tema de la agresión, usted dice que ambos sectores tienen miedo. Pero, ¿no será más bien que han preferido tomar distancia de los hechos que involucran a integrantes de su gremio, porque prefieren que cada quien resuelva sus asuntos o porque saben que hay algunos malos guatemaltecos entre sus filas?
Lo que sucede es que son unos cobardes y timoratos. El temor no los deja actuar como deberían. Por eso es que actuamos nosotros por ellos.

¿Y cómo sabe que ellos quieren que alguien actúe en su nombre?
No lo hago en su nombre. Lo hago por el derecho que me asiste como guatemalteco, reclamando lo que considero ilegal.

¿No cree que su postura es demasiado ideologizada y extremista?
Hago lo que creo correcto y fiel a mis principios y pensamiento.

Tengo una curiosidad, desde que iniciamos esta conversación, precisamente por sus planteamientos y enfoques. ¿Por qué no fue militar? Porque parece más militar que los militares.
Eso me han dicho muchos, incluso militares. Mi papá quería que lo fuera, pero por diversas circunstancias tomé otro camino.

Una publicación de Siglo.21.


Source: Siglo XXI

Piloto, una peligrosa profesión

Los pilotos estuvieron de fiesta ayer. En Guatemala se celebró el día de San Cristóbal, el santo patrón de este gremio, al que pertenecen los encargados de conducir los vehículos de transporte de pasajeros.
Y por qué ese santo los representa, pues porque Reprobus de Licia, su nombre original, un cananita de 2.30 metros de altura, según cuenta la historia, en un acto humanitario se encargó de ayudar a un niño a pasar un río, llevándolo sobre sus hombros. Dicen que tras el acto, el niño le reveló que era Cristo y de allí el nombre de Cristóbal, que significa “el portador de Cristo”.
La figura de este hombre hecho santo es ahora venerada por aquellos que transportan a las personas en diversos vehículos, como los pilotos de los buses urbanos y extraurbanos, una profesión que en Guatemala es sinónimo de peligro y violencia.
Para muestra, los datos que ayer facilitó a al día el defensor de los derechos de los usuarios del transporte público, Édgar Guerra, quien informó que, solo en lo que va de este año se cuentan ya 100 integrantes de este gremio asesinados. Por supuesto que la larga lista incluye a pilotos del transporte urbano, extraurbano, mototaxis y taxis.
Este grupo se ha visto amenazado en los últimos años por extorsionistas y sicarios que operan bajo las órdenes de reos que se encuentran recluidos en cárceles. Negarse a sus exigencias de pago de altos montos, les ha significado perder la vida a muchos de ellos. Otros laboran con el temor de ser una nueva víctima, sin que los esfuerzos de las autoridades haya logrado ser suficientes para erradicar este mal.
Desde esta tribuna nos solidarizamos con este gremio y los felicitamos en su día.
The post Piloto, una peligrosa profesión appeared first on al día.
Source: AlDia

La disyuntiva de una ciudad que crece

La ciudad crece y, a juicio de muchos, lo hace desordenadamente. Son los efectos de muchos fenómenos que se concatenan. El primero, una tasa elevada de crecimiento demográfico; es decir que la cantidad de nuestros habitantes se incrementa aceleradamente, incluso más rápido y en mayores dimensiones que nuestra economía. La otra razón, porque no hemos logrado descentralizar la producción, y todo aquel que quiere trabajo debe venir a la ciudad en su búsqueda. Claro que en el interior hay oportunidades, pero no son suficientes para atender la demanda de sus pobladores y menos ofrecerles niveles de ingreso que signifiquen mejoras en su sistema de vida.

Así pues, debemos enfrentar esa migración interna de grupos que buscan en la ciudad capital el sueño de vivir mejor. Otros tantos optan por el Norte, donde el sueño americano se convierte en esa opción.

Pero el crecimiento poblacional, por la razón que sea, también conlleva otros efectos como la construcción de más proyectos habitacionales, tanto horizontales como verticales. Además de la oferta de bienes y servicios que deben ponerse a la disposición de los pobladores para que puedan satisfacer sus necesidades.

Todo ello implica edificaciones de viviendas, pavimentar calles viejas y construir nuevas, creación de centros comerciales, edificios de oficinas, pequeños parques de entretenimiento, y hasta creación de polideportivos en barrios marginales.

Eso es desarrollo para los pobladores. Pero bien dicen que no hay nada perfecto. Estos beneficios también tienen su inconveniente. Hay quienes sostienen la teoría de que esta “cementalización”, como se da en llamársele a este proceso de crecimiento, también trae consigo perjuicios.

Aunque pocos lo creamos, quienes apuestan por esta teoría aseguran que tiene una elevada incidencia en la extinción del manto freático del área metropolitana y, por ende, la escasez del agua para abastecer a los pobladores de este líquido.

Dicen que el crecimiento de las construcciones ha significado talar árboles y cubrir superficies con cemento, con lo cual se estarían reduciendo los espacios que la tierra provee para filtrar el agua de la lluvia hacia los mantos acuíferos subterráneos.

La teoría no suena descabellada y tiene lógica. Pero, ¿qué hacer?

Optamos por dejar de crecer para garantizar la proveeduría de este líquido, vital para la subsistencia humana, o dejamos que se agote y buscamos alternativas.

Este es un asunto que deben resolver las autoridades municipales con un obvio apoyo del gobierno central. Se trata de una disyuntiva difícil de enfrentar, pero al final concreta y real por la que debe apostarse si queremos ser una sociedad desarrollada, con crecimiento económico y capaz de sobrevivir a estos efectos negativos que la prosperidad puede ocasionarnos.

Una publicación de Siglo.21.


Source: Siglo XXI